"MUJERES DE NADIE": Las enfermeras no se rinden.

Publicado en General el 23 de Marzo, 2008, 13:08 por culturartespectaculos2008@yahoo.com.ar

CulturArtEspectáculos

PRESENTA

Liquidación de Stock de Productos Hasta Fines de Marzo

MUJERES DE NADIE

Las enfermeras no se rinden

Protagonizada por Luisa Kuliok, Laura Novoa, Eugenia Tobal y Lucía Galán, empieza el martes, a las 14.30, la segunda temporada de la novela de Pol-ka que en 2007 se impuso en la primera tarde de Canal 13. La saga de las enfermeras tendrá historias fuertes y amores maduros, que apelan a mantener el éxito conseguido el año pasado gracias a la identificación con el espectador. Lesbianismo, marginalidad y delincuencia son algunos ingredientes de una fórmula que se renueva, pero mantiene su esencia.

A primera vista, el cóctel parece explosivo. Cuesta imaginar qué pueden tener en común actrices tan distintas como Luisa Kuliok, Laura Novoa, Eugenia Tobal o Lucía Galán. De hecho, casi no se conocían —Novoa y Tobal trabajaron juntas en San Luis hace unos meses, en una película dirigida por Esther Goris— y apenas habían compartido algún estudio de TV. Sin embargo, a poco más de un mes de haber empezado a grabar la segunda temporada de Mujeres de nadie, la tira que protagonizarán desde el martes (Canal 13, a las 14.30), la charla se hilvana entre ellas de manera fluida y ordenada, cada una aporta lo suyo sin estridencias y todas parecen compartir un código común, el del trabajo gozoso.

La primera en ganarse los elogios del grupo es Lucía Galán, la voz femenina del exitoso dúo Pimpinela, que con este personaje encara por primera vez un papel protagónico y con continuidad en TV. "Está espléndida, ya la vas a ver", asegura Kuliok. "Yo nunca había trabajado con ella, y fue muy fuerte el encuentro de miradas, de cuerpos, es como si nos conociéramos de toda la vida, tenemos una misma frecuencia, sentimos y pensamos de una manera muy similar, ¿no?". "Además es taan aburrida, nada graciosa, mala mina... insoportable", ironiza Tobal, mientras la abraza y le habla al oído tratando de hacerle perder el hilo de la conversación. 

"Yo el año pasado vi la novela —cuenta Galán— y me gustó mucho. Me pareció original, con un elenco fantástico, no soy de engancharme con las tiras, pero esta historia me gustó. En lo personal, me gusta cada tanto hacer participaciones como actriz, cuando no me requiere demasiado tiempo para las giras, que es mi verdadera profesión", aclara quien en la ficción interpretará a Carmen, una española que se enamorará de un hombre diez años menor que ella.

Si alguien sabe de telenovelas ésa es Luisa Kuliok, que en esta historia será Raquel Vidal, la flamante jefa de enfermeras del hospital modelo Benito García. "Una mujer muy íntegra, de temple", adelanta la actriz. "Lo que me entusiasmó de la propuesta es que, a diferencia de mis heroínas anteriores, que eran más épicas, esta tiene más que ver con lo que somos realmente las mujeres hoy, lo que podemos y lo que no podemos, con nuestras dudas y nuestras limitaciones. Mis otros personajes atravesaban circunstancias de grandes dolores y grandes desafíos, pero nunca se equivocaban, siempre encontraban la luz, la adversidad estaba afuera, no dentro de ellas".

"Esta es una historia de gente adulta —se suma Tobal—, mucho más cercana a lo que es el público real de la telenovela, y me parece interesante mostrar que los adultos también nos enamoramos, que el amor que vale la pena contar no es sólo el de los adolescentes". En la trama Tobal será Cecilia, una chica con un pasado oscuro, que vive sometida a un hombre desde hace años.

La que les hará la vida imposible a todas será Novoa, en la ficción, Virginia, una mujer con doble personalidad, oprimida en la intimidad por una madre controladora (Virginia Lago) que la empuja a ejecutar una venganza, al tiempo que ella descubre su homosexualidad. "Es un personaje divertidísimo, con muchas aristas, bien rebuscado. Yo nunca había hecho villanas, excepto un capítulo de Mujeres asesinas, y estoy encantada. Y que a las dos de la tarde se pueda mostrar una historia de amor entre mujeres, me parece buenísimo".

¿Cómo se encara la segunda temporada de un éxito?

"Yo me tomé mi tiempo para estudiar la novela —explica Kuliok—, porque el objetivo es lograr que este hospital, que ya existía, mantenga su dinámica, con lo que cada una de nosotras tenga para sumarle de nuevo con su personalidad. Este año la idea de los autores —Ernesto Korovsky y Marcos Carnevale en su nuevo rol de director de contenidos— es que las historias sean más límite aún, mandarse un poco más con conflictos más fuertes. Pero siempre manteniendo la esencia de un hospital, que es su vertiginosidad, y que le da a la vida cotidiana de estas personas, que están todo el tiempo vinculadas con la vida y con la muerte, un color, una mirada muy particular".

¿Sienten la exigencia de mantener el mismo promedio de rating que consiguió la tira durante el año pasado?

Galán: No, para nada. Esa es una presión totalmente ajena a lo que pasa con el público. Una historia se siente o no se siente, te emociona o no te emociona, te atrapa o no, con 4, 12 ó 50 puntos de rating, más allá de que uno siempre apunte a hacer algo popular y no elitista, nadie quiere que lo vean cuatro personas.

Kuliok: Independientemente del rating, yo lo que siento es que la gente está esperando su novela, que es la misma que vio el año pasado, pero con nuevos personajes para sumar a su galería. Esta historia transcurre en otro piso del hospital, y de alguna manera es como si estos personajes ya hubieran existido el año pasado, sólo que el televidente no los veía. Me parece una idea súper atractiva".

Una de las características de esta tira fue volver al protagónico múltiple, al estilo "El amor tiene cara de mujer".

Kuliok: Es un gran logro y algo que estuvo bastante perdido en los últimos años: recuperar el espíritu de lo que pasa dentro de un grupo de mujeres, cómo se apoyan entre sí, cómo se enfrentan a la vida.

Novoa: Es que el mundo femenino tiene otra intensidad, acá se mezclan vínculos de amor y odio, gritos, peleas, rencores del pasado, romances, todo junto, porque las mujeres somos así, la Biblia y el calefón, y las mujeres argentinas particularmente. Eso es también lo bueno de defender la ficción nacional, poder mostrar nuestra idiosincrasia en medio de tanta lata importada.

Tobal: Hoy hay una energía femenina cada vez más fuerte en todos los ámbitos, en el cine, en el teatro, hay muchos elencos femeninos, la presencia de las mujeres es cada vez mayor.
Kuliok: Lo mejor es que, en general, en las novelas, las mujeres se la pasan hablando y ninguna hace nada, nadie trabaja. Estas mujeres viven por y para el hospital. Y no hay duda de que la tarea que uno hace te marca la vida.

Propuesta Publicitaria Para Empresas Vinculadas a la Cultura, a las Artes y a los Espectáculos

Los que siguen en carrera
Sólo dos personajes "resistieron" la segunda vuelta, y serán, de algún modo, la memoria del hospital y el vínculo con el espectador que siguió la tira durante el año pasado. Además, sobre ellos recae la dosis de humor necesaria para alivianar la trama y aportar aire fresco en medio de tanto drama. Ellos son Zulema (Ana María Picchio), la voluntaria que este año estará a cargo de las transfusiones, con una mayor presencia en el hospital; y Pepe (Campi), el ambulanciero bueno y sensi ble que se convertirá en el confidente del recién llegado doctor Porta (Carlos Calvo).

"Zulema va a estar peor aún que el año pasado -anticipa Picchio-, porque, de algún modo, al ser la única sobreviviente, se siente un poco dueña de la situación, cree que corre con ventaja. A mí lo que me gusta es defender a un personaje que vive a través de la buena voluntad de los extraños, que se conforma con hacerle el bien a los demás y es feliz con eso".

"Mi personaje tuvo mucha repercusión el año pasado -cuenta la actriz- y lo que espero es que siga teniendo la misma impunidad. Zulema entra por el lado de la buena onda, pero después no te la podés sacar de encima, es una inimputable. Tiene buen humor, es invasiva, no respeta nada, se toma las cosas de otra manera".

¿Qué pasará con Lali, la hija de Zulema, personaje que el año pasado interpretó Agustina Cherri? "Ella está viviendo en Australia, con su marido y su hijito. A mí me gustaría que, al menos, me viniera a visitar. Estoy tratando de convencer a los autores", dice.

La madre de todos los males
Uno de los personajes clave de este año será Nené Fiore, que interpretará Virginia Lago. Nené es la madre de Virginia (Laura Novoa), una mujer oscura y manipuladora que odia profundamente a Raquel (Luisa Kuliok) y quiere vengarse de ella, consiguiendo que su hija ocupe su puesto en el hospital. Nené y su hija tienen una relación enfermiza, Nené es una déspota que controla todas sus acciones, al punto de elegirle la ropa y dormir con ella en la misma cama. Lo que no sabe es que a Virginia no le gustan los hombres, algo que le costará aceptar.

Hombres de ley
Los varones de esta historia, por quienes sufrirán y arriesgarán todo las mujeres en cuestión, son: 

Diego Porta (Carlos Calvo): uno de los mejores cirujanos de su generación, cuya brillante carrera se vio interrumpida por un accidente que inmovilizó una de sus manos. Hoy sigue ejerciendo la medicina con un equipo de jóvenes médicos que operan bajo su tutela. Conoce a Raquel desde hace años, y se reencuentran por casualidad en el hospital. El está casado pero no es feliz, su mujer, Dolores (María Socas), sufre desequilibrios emocionales.

Santiago Gancedo (Juan Palomino): Es uno de los médicos del hospital, de familia acomodada, honesto, altruista y generoso, siempre está atento a los problemas de los demás. Se enamorará de Cecilia (Eugenia Tobal) y se meterá en problemas por ella.

Eduardo Canedo (Antonio Grimau): es un poderoso empresario, un hombre siniestro que lleva una doble vida. Detrás de su apariencia refinada y elegante, con una familia "modelo", se esconde un mafioso sin escrúpulos capaz de los peores crímenes. Tiene una relación clandestina con Cecilia (Tobal), a quien "compró" cuando ella era una adolescente, y mantiene como objeto de su propiedad. 

Andrés Iglesias (Federico Amador): Es socio de Canedo, un hombre carismático y seductor pero de dudosa moral, que llegará al hospital con una herida de bala y será atendido por la "gallega" Carmen (Lucía Galán), que terminará enamorándose de él.

Parecido y diferente

Las segundas temporadas de las tiras muy exitosas suelen ser una manera de aprovechar un caudal de audiencia cautiva, aunque se sepa de antemano que cierta porción del público se puede perder por el camino. Los personajes ya agotaron todos los dramas e interrelaciones posibles durante los nueve meses anteriores y la cosa se complica. Mujeres de nadie, sin embargo, cuenta con doble ventaja inicial. Por un lado, mantiene un sello y un escenario que le anuncian al espectador qué puede esperar de esa novela. Pero los actores, los personajes y sus problemáticas son completamente nuevos. Y esta sí es una línea poco transitada.

SI TIENES PRODUCTOS O SERVICIOS PARA OFRECER ARMA TU SITIO EN FORMA GRATUITA
Vende Tus Productos En Internet - Obtén Tu Propia Tienda En Línea GRATIS
GANA COMISIONES OFRECIENDO NUESTROS SERVICIOS SIN INVERSION
Ayúdales a otros a encontrar redtienda y gana buenas comisiones - Haz un click aquí para aprender sobre el programa de asociados de redtienda

PRESENTO

CulturArtEspectáculos