6 de Febrero, 2008


El Maipo festejará sus cien años

Publicado en General el 6 de Febrero, 2008, 15:04 por culturartespectaculos2008@yahoo.com.ar

CulturArtEspectáculos

PRESENTA

Gran Liquidación de Cartuchos Originales y Alternativos Antes que Aumenten en el mercado argentino

Lino Patalano adelanta cómo será la celebración

El Maipo festejará sus cien años

La catedral de la revista porteña, en medio de reformas y muchos proyectos

 

Lino Patalano, orgulloso, controla las obras que se están realizando en la sala 

El próximo 7 de mayo, el teatro Maipo cumplirá 100 años, y no sólo la sala presentará cambios importantes, sino que además un espectáculo creado por Claudio Segovia buscará posibilitar a los espectadores ingresar en ese mundo glamoroso que siempre caracterizó a este espacio, durante años uno de los bastiones fundamentales de la revista.

Lino Patalano, dueño de la sala junto a Julio Bocca y también director artístico, no para de programar actividades para celebrar el centenario del Maipo. "Mamá cumple cien años –dice– (no nos olvidemos de que está considerado «La catedral de la revista porteña») y, como bien aclara Mirtha Legrand, en realidad quien cumple tantos años es la casa, porque en 1908 se llamaba Scala, en 1922 pasó a denominarse Esmeralda y luego adoptó el nombre actual."

"Salgo de una y me meto en otra." Así empieza la entrevista con el productor. Y agrega: "Y en 50 días reconstruí el teatro". Vamos por partes: salir de una significa que mientras producía la despedida de Julio Bocca en la avenida 9 de Julio y terminaba con la expo Les Luthiers y el recital de los creadores al aire libre, seguía de cerca las múltiples refacciones del edificio, que son muchas: cambios en la fachada y en la marquesina, ampliación de los camarines, cambios de alfombras, butacas y hasta gracias a que se modificó la ubicación de la consola de luces se ganó espacio para que más espectadores ingresen en la sala. El lugar en el que antes se ubicaba de pie la clac estaba ocupado por la consola; al bajarla, allí habrá ahora un pullman. La instalación eléctrica ha sido removida totalmente y se ha adecuado, también, el sistema de aire acondicionado. A la araña central, denominada Las Nélidas en homenaje a Nélida Roca y Nélida Lobato, se agregan ahora cuatro más cuyos nombres son: Niní (por Niní Marshall), Tita (por Tita Merello), Sofía (por Sofía Bozán) y Lola (en honor a Lola Membrives, quien estrenó en el Maipo Bodas de sangre).

"Acá me siento como en mi casa –cuenta feliz Lino Patalano–, y a tu casa siempre tratás de cuidarla lo mejor posible. Y en eso estoy. El único sponsor del Maipo es el público, porque todo esto se ha hecho con las entradas que pagan los espectadores. Y eso es muy importante. Y para uno, que es inmigrante, porque a mí me trajeron de Italia a los 5 años, ver que su familia se haya consolidado acá, que haya crecido y haya sido feliz, es maravilloso. Y encima tengo uno de los pocos teatros que quedan en pie en Buenos Aires. No soy un hombre de dinero ni tuve herencias, todo lo pagué con mi laburo. Mi pasión es trabajar y amo lo que hago."

Patalano llegó al Maipo en 1994. La sala estaba cerrada y sin programación. Su proyecto era presentar allí Gambas gauchas, el espectáculo del grupo Gambas al Ajillo. El entonces empresario del Maipo, Amadori hijo, le propuso: "¿Por qué no te quedás con el teatro?". La anécdota la sigue el protagonista; de su boca suena más jugosa: "Le dije que ni loco me hacía cargo, si yo producía en el Luna Park, en el Regina, en el Lola Membrives. Cuando salí, el remís que me había llevado me esperaba en la puerta del Odeón, al que estaban por tirar abajo. Se me estrujó el corazón y dije: a ver si se cae otro teatro. Lo llamé a Julio (Bocca), le conté lo que me pasaba y me dijo: «Metete, yo te acompaño». Y así empezó la historia".

Los miedos no fueron pocos, pero Patalano tenía un sueño: tener un teatro propio, algo que había intentado con poca suerte en otra oportunidad. "En los años 80 me metí con un socio en el Bambalinas, de la calle Chacabuco, y perdí todo, quedé en la calle mal. Entonces dije: «Nunca más un teatro». Ya había hecho Gasalla, Perciavalle, Piazzolla... Me sumergí en un vaho de alcohol que no duró más de dos meses. Y volví a mi casa, el Regina. Me ayudó María Luz Regaz. Hicimos Piazzolla-Goyeneche, después la reposición de El inglés, con Pepe Soriano y el Cuarteto Zupay, y ahí arranqué de nuevo."

–La vida y el teatro te enseñaron algunas cosas…

–Antes tiraba la plata. A veces pienso que si hubiera comprado alguna de las propiedades hubiera vivido distinto. Pero éramos gitanos. Todo lo que se ganaba se perdía. Ahora, todo lo que se gana se invierte. Es una gran diferencia y es gratificante. Porque pensá en pedir una hipoteca o un préstamo bancario para abrir un teatro o una escuela. La ley dice que donde hay un teatro hay que construir un teatro. ¿Qué banco va a querer quedarse con un teatro si no pagás el crédito o la hipoteca?

 

La gran araña Las Nélidas ahora tiene cuatro 'hermanas'

BUSCAMOS VENDEDORES

 

Cómo será la revista que dirigirá Claudio Segovia

El destacado director Claudio Segovia será el responsable de dar forma al espectáculo central, con el que se celebrará el centenario del Maipo. La experiencia que ha ideado tendrá 35 cambios escenográficos, 400 trajes, en ella trabajarán 52 personas y también habrá una orquesta en vivo. Las primeras figuras convocadas son Antonio Gasalla, Claudia Fernández, Ximena Capristo, Cecilia Rossetto (quien volverá a actuar en Buenos Aires) y Gloria Montes. La vedette será un hombre (cuyo nombre aún Lino Patalano no quiere anticipar) y el cuerpo de baile, integrado por 24 bailarines, estará encabezado por Junior.

"Lo que buscábamos hacer –cuenta Patalano– es crear la sensación que se sentía en la época de oro cuando el público entraba a la revista. No queremos hacer un revival ni un homenaje. La idea es generar un mundo de sensaciones. Y Claudio Segovia es el ideal. Fijate cómo revolucionó el music hall cuando hizo Las mil y una Nacha, o cómo abrió las puertas del mundo al tango a partir de Tango argentino. El consigue revivir el espíritu de los géneros. Los géneros no mueren: los matan, los bastardean o los encierran en un asilo. Claudio Segovia logra recuperarlos, les encuentra la esencia, lo profundo."

Pero las novedades no sólo estarán en la sala mayor. En el Maipo Club al cabo del año se presentarán Katja Aleman con Cabaret líquido (este fin de semana) y Georgina Barbarrosa y Nicolás D"Agostino con El mejor país del mundo. El joven pianista Horacio Lavandera también actuará en el marco de los festejos dentro del ciclo Especiales del Maipo y habrá funciones del Ballet Argentino que dirige Julio Bocca.

El 7 de mayo, día de la celebración, las actividades comenzarán a las 9 de la mañana. Y la sorpresa estará en que una caravana recorrerá la calle de Corrientes, desde Callao, y se irá deteniendo en cada lugar en el que hubo o hay un teatro. Los festejos serán a lo grande. Mamá se lo merece.

 

Cambios en la instalación eléctrica


PRESENTO
CulturArtEspectáculos